Aliméntate bien cuando tienes EPOC

Aliméntate bien cuando tienes EPOC

Bienestar | 19/06/2020

¿Qué debo comer para seguir una buena alimentación?

Cuando hablamos de “nutrición” muchas veces lo asociamos o incluso lo igualamos con el término “alimentación”.  Lo cierto es que son dos actividades que se presentan encadenadas y se complementan la una con la otra. Cuando nos alimentamos, nos nutrimos.

Es muy habitual que los pacientes con EPOC experimenten alteraciones nutricionales que pongan en riesgo la capacidad funcional de su cuerpo y su calidad de vida.  En concreto, la malnutrición es presente en el 40% de pacientes con EPOC.

Así pues, ¿cómo conseguimos nutrir bien nuestro cuerpo?

  • Es muy importante tener en cuenta el equilibrio y la variedad en la dieta. Para ello, debes predominar pescado, frutas y verduras y evitar los alimentos altamente procesados y los alimentos enlatados o en conserva, que contienen un alto nivel de sal.
  • Escoger alimentos ricos en fibra (entre 20-30g al día) básico para evitar el estreñimiento
  • Seleccionar alimentos ricos en proteínas (mínimo 2 veces a la semana), nos ayudarán en la reparación y cuidado de los músculos.
  • Evitar alimentos y bebidas con gas ayudará a eliminar la sensación de hinchazón. Aparte de las bebidas carbonatadas, alimentos como el brócoli, la cebolla o las manzanas también son potenciadores del gas causando sensación de hinchazón o llenura.

¿Cómo debo comer para respirar mejor?

  • En la medida de lo posible, es mejor tomar alimentos que estén a temperatura ambiente. Los alimentos muy fríos o muy calientes pueden favorecer la obstrucción de las vías respiratorias en forma de tos.
  • Se recomienda comer despacio, masticar bien antes de ingerir e ir con cuidado con la conversación durante la comida para evitar la entrada del aire y complicar así la digestión.
  • Para evitar el cansancio, es preciso realizar un mínimo de 4-5 comidas al día.
  • Como más sencillo sea el método de cocción, mejor. Evitar las cocciones donde se añaden grasas, como los fritos, y utilizar el vapor, la plancha o el horno entre otras opciones alternativas.
  • El agua es esencial para la correcta función de nuestros pulmones, pero es mejor evitar beber antes de comer para no sentirse lleno/a, y dejarlo para el final de la comida.
  • Si es necesario, usa el oxígeno durante la comida. Eso ayudará a mantener tus pulmones en un buen nivel respiratorio mientras comes y facilitará una correcta metabolización de los alimentos.

Los beneficios de una buena alimentación

  • Prevenir estados de malnutrición, ya sea por hipernutrición (o ingesta excesiva de alimentos) o por desnutrición.
  • Facilitar que el sistema respiratorio pueda realizar su función correctamente.
  • Corregir las alteraciones nutricionales que se quieren eliminar.
  • Mantener un peso adecuado si se combina con la práctica de actividad física adecuada   
  • Evitar padecer problemas de digestión como el estreñimiento o flatulencias.
  • Combatir con éxito la falta de apetito.
  • Mejorar la calidad de vida.

Más información

Consulta en nuestra biblioteca la Guía práctica alimentarse bien para respirar mejor

Fuentes

Guía SEPAR convivir con EPOC

Llevar una vida normal con la EPOC de Europan Lung Foundation

La EPOC… y tu dieta, guía de SEPAR