Depresión

La depresión es un trastorno mental frecuente, que se caracteriza por la presencia de tristeza, pérdida de interés o placer, sentimientos de culpa o falta de autoestima, trastornos del sueño o del apetito, sensación de cansancio y falta de concentración.

Causas

Los trastornos del estado de ánimo o del humor afectivo que es donde se engloba la depresión suelen ser manifestados por las siguientes causas:

Causas de la depresión

Síntomas

Esta sintomatología genera malestar en las personas y las incapacita para llevar a cabo las actividades de la vida diaria:

  • Alteraciones afectivas o emocionales: Por ejemplo, tristeza patológica de duración e intensidad desproporcionada al motivo. Con rendimiento y conductas afectadas.
  • Alteraciones del pensamiento: Por ejemplo, pensamiento inhibido o enlentecido.
  • Alteraciones de conducta: Por ejemplo, tendencia a permanecer en la cama sin causa justificada.
  • Alteraciones somáticas: Por ejemplo, cansancio generalizado o pérdida de apetito.

Criterios para el diagnóstico

  • Cinco (o más) de los siguientes síntomas han estado presentes durante el mismo periodo de semanas con un cambio en relación con el funcionamiento previo. Uno de los síntomas debe ser:
  • Ánimo deprimido la mayor parte del día, prácticamente todos los días
  • Disminución del interés o placer en todas las actividades la mayor parte del día
  • Pérdida de peso significativa sin estar a dieta, o aumento de peso
  • Insomnio o hipersomnio prácticamente todos los días
  • Agitación o retraso psicomotor casi todos los días (observable por otros)
  • Fatiga o pérdida de energía prácticamente todos los días
  • Sensación de no valer para nada o complejo de cupa excesivo o inapropiado
  • Diminución de la capacidad para pensar o concentrarse
  • Pensamientos recurrentes sobre la muerte, ideación suicida
  • Los síntomas producen un sufrimiento clínicamente significativo o alteración en el funcionamiento social, laboral o en otras áreas.
  • Los síntomas no se deben a los efectos fisiológicos directivos de una sustancia o de un cuadro médico en general.
  • Los síntomas no se justifican por la pérdida de un ser querido. Los síntomas persisten durante varios meses o por presencia de alteración funcional, preocupación mórbida con deprecio, ideación suicida, síntomas psicóticos o retraso psicomotor.

La persona responsable de realizar este diagnóstico debe ser un profesional sanitario especializado.

Tratamiento

El tratamiento necesario puede ir desde el tratamiento psicológico al tratamiento farmacológico siempre en función del tipo de trastorno y la gravedad (si es leve, moderada, intensa o grave, pánico o angustia). La elección del tipo de tratamiento debe realizarla un profesional cualificado.

Recuerda que la información que te proporcionamos no remplaza sino que complementa la relación entre el profesional de salud y su paciente o visitante. En caso de duda debes consultar con tu profesional de salud de referencia.