Ansiedad

La ansiedad es definida como un estado de ánimo que suele venir acompañado por síntomas corporales que hacen que nuestro cuerpo permanezca en alerta. Presentarla en cierto grado es necesaria, pero puede ser preocupante si:

  • Impide el desarrollo de actividades cotidianas
  • Produce sentimiento de inseguridad
  • Dificulta las relaciones con los demás y la adaptación con el entorno

Causas

Los trastornos de ansiedad suelen estar producidos por una compleja interacción de factores, los cuales los podemos englobar en dos grandes grupos:

Factores de la ansiedad

Síntomas

Los síntomas pueden ser clasificados en cuatro grandes grupos:

Síntomas de la ansiedad

Diagnóstico

Para poder realizar correctamente un diagnóstico adecuado de un trastorno ansiedad, deberás acudir a un profesional sanitario especializado.

Tratamiento

El tratamiento necesario puede ir desde el tratamiento psicológico al tratamiento farmacológico siempre en función del tipo de trastorno y la gravedad (si es leve, moderada, intensa o grave, pánico o angustia).

La elección del tipo de tratamiento debe realizarla un profesional cualificado.  

Andisedad y FPI

La disnea es el síntoma por excelencia de la FPI y esta sensación con frecuencia produce ansiedad e incluso ataques de pánico. La ansiedad provoca un aumento de la frecuencia respiratoria, lo que produce a su vez un aumento de la sensación de falta de aire, incrementando aún más los niveles de ansiedad.

Muchos pacientes deciden reducir su nivel de actividad física por miedo a quedarse sin aliento, un sentimiento que puede causar una gran incomodidad e incluso el sentimiento de estar muriendo por falta de aire. No obstante, cuando menos activa físicamente esté cualquier persona, más fatiga, falta de aliento y ansiedad experimentará.

El objetivo es poder ejercer un control de estas sensaciones mediante técnicas de relajación y de ahorro energético que permitan mantener un nivel de actividad física óptimo.

Ansiedad y FPI

Recuerda que la información que te proporcionamos no remplaza sino que complementa la relación entre el profesional de salud y su paciente o visitante. En caso de duda debes consultar con tu profesional de salud de referencia.