Síndrome de la Apnea del Sueño

Ofrecemos al paciente un importante abanico de productos y servicios centrados en la mejora de su calidad de vida. Una respuesta rápida y eficaz es la clave de nuestro éxito.

Todos los equipos y tratamientos especificados están instalados en el domicilio del paciente entre las 24h y los 3 días siguientes a la petición, en función del equipo requerido.

Un servicio de atención telefónica las 24h los 365 días del año gestionado por profesionales sanitarios (personal de enfermería y fisioterapia) son la garantía de una atención personalizada y un servicio de calidad.

Apnea del sueño

¿Qué es?

 

El Síndrome de Apneas-Hipoapneas del sueño se conoce en la literatura con las siglas SAHS o SAOS (Síndrome de Apnea Obstructiva del Sueño). En la literatura anglosajona también se utilizan las siglas OSAS (Obstructive Sleep Apnea Syndrome), OSA (Obstructive Sleep Apnea) u OSAHS (Obstructive Sleep Apnea-Hypopnea Syndrome).

Para facilitar la comprensión del informe emplearemos sólo el término SAHS(1).

El SAHS es un síndrome que se produce como consecuencia de episodios repetidos de ausencia o disminución importante de flujo de aire respiratorio, de 10 segundos de duración o más, debido a una obstrucción de la Vía Aérea Superior (VAS), dando lugar a caídas más o menos importantes de la saturación de oxígeno en sangre y a una fragmentación o desestructuración de la arquitectura del sueño como consecuencia de los microdespertares o reacciones de alerta no conscientes.

Diagnóstico

Los criterios diagnósticos del SAHS establecidos, exigen una sospecha clínica basada en la presencia de síntomas y una confirmación diagnóstica que se realiza mediante estudios del sueño o polisomnografias.

La severidad del cuadro se define por el IAH (Índice Apnea- Hipopnea) o número de eventos obstructivos entre el número total de horas de sueño además de por los síntomas asociados a la somnolencia diurna.

SEVERIDAD IAH
Leve IAH 5-15
Moderado IAH 15>30
Severo IAH >30
SINTOMATOLOGÍA ASOCIADA AL SAHS
NOCTURNA  DIURNA
  • Apneas o pausas respiratorias
  • Ronquidos y jadeos
  • Somniloquia (hablar mientras se está dormido)
  • Interrupción del sueño, sueño agitado
  • Somnolencia diurna
  • Incoordinación motora y fatigabilidad matutina
  • Cefalea matutina
  • Irritabilidad
  • Sequedad orofaríngea
  • Pérdida de memoria

Factores de riesgo

Los principales factores de riesgo del SAHS son:

1. Edad: Según diversos estudios del sector, la edad aparece como un importante factor de riesgo del SAHS. La prevalencia de esta enfermedad es aproximadamente 6 veces mayor para las personas mayores de 70 años, comparado con las personas con edades comprendidas entre 30-70 años.
2. Sexo: El sexo también aparece como un factor de riesgo de esta patología. Existe un riesgo relativo de padecer esta enfermedad 1,5 veces mayor en el caso de los varones.
3. Obesidad: Entre el 60% y el 70% de las personas que sufren SAHS son obesas y, según algunas investigaciones, la mitad de los afectados sufren obesidad mórbida(3).
4. Alcohol: Existen varios estudios que confirman que el alcohol es el principal depresor del sistema nervioso central (SNC) y de la musculatura de la vía aérea superior que provoca un aumento del ronquido y de las apneas(4).

Prevalencia

Alrededor de un 6% de la población adulta padece SAHS severo, aunque únicamente 1 de cada 4 están diagnosticados.

Complicaciones

El SAHS se asocia a un mayor riesgo de hipertensión arterial y al desarrollo de enfermedades cardiovasculares y cerebrovasculares. También está relacionado con la mayor incidencia de accidentes de tráfico y accidentes laborales.