Cuidando bien mi equipo de oxígeno, cuido mi salud

Cuidando bien mi equipo de oxígeno, cuido mi salud

Bienestar | 12/01/2022

Si has llegado hasta este artículo, seguramente, te sonará el concepto de oxigenoterapia. Consiste en la administración de oxígeno a concentraciones mayores de las del aire ambiente (21%) que permite también aumentar la oxigenación que reciben los órganos vitales como el cerebro o el corazón.  En concreto, la Oxigenoterapia Continua Domiciliaria (OCD) consiste en suministrar oxígeno para uso continuo e indefinido en el domicilio de pacientes con insuficiencia respiratoria crónica. Para realizar este tratamiento, necesitarás un equipo o dispositivo, como un concentrador, junto con un fungible que puede ser una mascarilla o gafas nasales.  

Además de los mantenimientos periódicos que realizan los profesionales que acuden a tu domicilio o te visitan en el Centro Respiratorio Esteve Teijin Asistencial (CRETA), es crucial llevar a cabo un buen cuidado e higiene del equipo para optimizar al máximo su duración y buen estado y, así, obtener el máximo beneficio de tu terapia. Aquí dejamos algunas recomendaciones, según la tipología de tu equipo. Además, si tu mascarilla y fungibles se encuentran limpios, podrás evitar situaciones como dermatitis, reacciones alérgicas, seborrea, infecciones respiratorias, úlceras por presión y/o irritaciones.

CONCENTRADOR ESTÁTICO

Si tu equipo es un concentrador estático:

  • Pasar un pañito para quitar el polvo 1 vez a la semana con cuidado de no mover la ruedecita del flujo
  • Cada 2 semanas limpiar el filtro del concentrador con agua y jabón. Normalmente éstos suelen estar en la parte posterior del equipo.
  • IMPORTANTE. Antes de limpiar el concentrador, desenchufa el equipo.
  • Debes tener en cuenta que nunca se ha de colocar el filtro mojado en la máquina.
  • La falta de higiene de los filtros tiene consecuencias negativas en el óptimo funcionamiento del equipo.

PRECAUCIONES

  • Procura que el equipo esté separado al menos 15cm de la pared o de un mueble. Cuida con las cortinas. Que no obstruyan la entrada de aire a través del filtro.
  • Mantenerlo en posición vertical siempre. Incluso para transportarlo.
  • Apagarlo cuando no estés utilizándolo.
  • No taparlo ni poner encima objetos.
  • Si te molesta el ruido, puedes poner una alfombra debajo o ubicarlo en otra habitación y utilizar un alargo.

CONCENTRADOR PORTÁTIL

Si tu equipo es un concentrador portátil:

  • Pasar un pañito para quitar el polvo 1 vez a la semana.
  • Limpiar el filtro del concentrador con agua y jabón cada 2 semanas.
  • Nunca se debe colocar el filtro mojado en la máquina.

PRECAUCIONES

  • Antes de salir de casa, cargar la batería completamente.
  • Lleva siempre un repuesto de la batería o cargador para recargarlo en caso de emergencia. Podrás cargarlo en cualquier lugar en el que haya una toma de corriente.

OXÍGENO LÍQUIDO

Si dispones de oxígeno líquido, debemos tomar algunas precauciones importantes:

  • Vigilar el piloto de luces que indica cuanta cantidad de oxígeno queda en el tanque.
  • Vaciar la botella que recoge la condensación del vapor de agua generado por el tanque.
  • IMPORTANTE. Después de cargar la mochila, no tocar la zona por donde ha pasado el oxígeno ya que puede causar quemaduras por frío.

PRECAUCIONES

  • Para evitar su caída, ubica el contenedor de oxígeno cerca de la pared y lejos de zonas de paso.
  • Si tienes que moverlo, hazlo con mucho cuidado y en posición vertical.
  • Si dispones de más de un contenedor, guárdalos en un lugar bien ventilado.

FUNGIBLES

Pueden ser gafas nasales o cánulas y también mascarillas según te indique tu médico en función de tu patrón respiratorio y tus necesidades.

  • Lava las gafas nasales a diario con una gasa húmeda, especialmente por la parte que se introduce en la nariz.
  • Si utilizas mascarilla, lávala a diario con agua y jabón y déjala secar al aire.
  • Semanalmente, pasa un paño por el exterior del alargo.
  • Si dispones de vaso humidificador, es recomendable usar agua destilada. Lava el recipiente a diario con agua y jabón.
  • Además, con los alargos, debemos tener especial cuidado y hacer revisiones periódicamente para evitar posibles pinzamientos del circuito que dificultan el paso de oxígeno.

OTROS CUIDADOS

Como indica el Manual de Terapias Respiratorias Domiciliarias editado por Neumomadrid Sociedad Madrileña de Neumología y Cirugía Torácica , es importante llevar a cabo los siguientes cuidados:

Aseo nasal. El oxígeno puede resecar la nariz y endurecer las secreciones. Utilizar suero fisiológico y cremas hidrosolubles.

Cuidados de la piel:

  • Si la mascarilla o las gafas nasales te provocan úlceras por la presión en diferentes zonas como el tabique nasal o las orejas, hidratar la piel (sin aceites ni vaselina).
  • Si notas enrojecimiento en la piel, protege las zonas afectadas con una gasa o un parche de silicona.

Mucosa oral. Si notas que el oxígeno reseca la mucosa oral, realiza una buena higiene bucal a diario, ingiere líquidos (si no existen contraindicaciones médicas) y vigila la posible aparición de lesiones en la cavidad bucal.

¿Cuáles son los beneficios de tener tu material (mascarillas y fungibles) y tu equipo limpio y en buenas condiciones?

Si haces un buen cuidado de tu equipo o máquina, podrás optimizar su funcionamiento y duración. Asimismo, si tu mascarilla y fungibles se encuentran limpios, podrás evitar situaciones como dermatitis, reacciones alérgicas, seborrea, infecciones respiratorias, úlceras por presión y/o irritaciones.

Fuentes

Manual de terapias respiratorias domiciliarias. Pacientes y cuidadores