¿Cómo te puede ayudar la oxigenoterapia cuando vives con Fibrosis Pulmonar?

¿Cómo te puede ayudar la oxigenoterapia cuando vives con Fibrosis Pulmonar?

Cuidados | 25/09/2022

Algunas enfermedades pulmonares intersticiales, como la fibrosis pulmonar, se caracterizan por la cicatrización anormal del tejido pulmonar (“fibrosis”) que sustituye y deja inoperativo al tejido pulmonar sano. Como resultado de este proceso, caen los niveles de oxígeno en sangre especialmente cuando se realiza algún esfuerzo físico.

Los principales indicios de la falta de oxígeno pueden incluir la dificultad para respirar[1], fatiga[2], irritabilidad[2], puntas de los dedos o labios azulados[2], elevada frecuencia cardíaca [2] cuando se hace esfuerzo o hinchazón de los tobillos[2].

¿En qué consiste la oxigenoterapia?

La oxigenoterapia permite aportar oxígeno suplementario al aire que respiramos con el objetivo de incrementar los niveles de este gas en sangre y, con ello, aumentar el oxígeno que reciben el resto de los órganos como el cerebro o el corazón. Para que te hagas una idea, el organismo necesita oxígeno para poder funcionar de la misma manera que los coches necesitan el aire para poder quemar la gasolina en el motor.

La oxigenoterapia está indicada para personas con diferentes patologías respiratorias como EPOC, Fibrosis Pulmonar, bronquiectasias, asma bronquial crónico, etc.

Se trata de un tratamiento individualizado para cada paciente siguiendo las indicaciones del médico quien la prescribe. Este también indicará el tipo de suministro de oxígeno más conveniente teniendo en cuenta tanto determinantes del paciente (tipo de enfermedad, pronóstico, actividad física, etc) como factores sociales o de entorno (condiciones del lugar de residencia, cuidador principal, movilidad, etc). [2]

Como cualquier otro tratamiento, debes seguir las indicaciones de tu médico para asegurarte que realizas correctamente el tratamiento con oxígeno. Esto incluye utilizar el equipo con el flujo y el número de horas que te ha pautado tu médico. Normalmente se considera que el tratamiento debería administrarse a partir de 15 horas/día (incluyendo la noche) para que sea efectivo. [3]

Los principales beneficios del tratamiento con oxigenoterapia domiciliaria realizado correctamente son:

  • Corrección de la hipoxemia o bajo nivel de oxígeno en la sangre.[4]
  • Incremento de la supervivencia en pacientes con EPOC e insuficiencia respiratoria crónica.[4][5][6]
  • Alivia la insuficiencia cardiaca derecha.[4]
  • Mejora la función neuropsicológica.[4]
  • Aumenta el rendimiento al ejercicio y la capacidad para realizar las actividades de la vida diaria.[4]
  • Mejor sueño, estado de ánimo, nivel de alerta y memoria. [2]
  • Menos ingresos hospitalarios y menos visitas a los servicios de urgencias. [2]

¿Cómo puede ayudar la oxigenoterapia a las personas con Fibrosis Pulmonar?

Generalmente el aumento de la disnea, dificultad respiratoria o falta de aire, se concibe como un indicio del deterioro de la enfermedad que tiene un impacto muy negativo en la percepción de la calidad de vida. [10] [11]

En este sentido, aparte de los beneficios citados anteriormente, el uso del concentrador portátil facilita poder salir de casa, mantener la interacción social y realizar actividades de la vida diaria de manera más autónoma. [7]

¿Qué debes tener en cuenta para usar el equipo de oxígeno?

1.Verificar que recibes suficiente oxígeno

Utiliza el flujo de oxígeno que te ha pautado tu médico, ni más ni menos.

Realiza el tratamiento el número de horas que te haya pautado tu médico. Como hemos visto antes, se establece que el mínimo de horas de administración son 15h/día para que el tratamiento con oxígeno sea efectivo.[2] Pero en casos de insuficiencia respiratoria, cuantas más horas utilices tu equipo de oxígeno, mejor.[8] Por este motivo, es posible que tu médico te paute más horas.

2. Si tu médico te ha prescrito un concentrador portátil, úsalo

Cuando vives con Fibrosis Pulmonar, realizar actividad física supervisada ha demostrado beneficios clínicos para mejorar la capacidad de ejercicio, disminuir la disnea e incrementar la calidad de vida relacionada con la salud en pacientes con FP.[9]

Pero debes tener en cuenta que cuando estás en movimiento, consumes más oxígeno. Por esto, es importante utilizar un concentrador portátil, si tu médico te lo ha recetado, para salir a la calle o realizar ejercicios.

Igualmente, si vas a hacer alguna actividad o viajar, planifica con antelación el aporte de oxígeno que puedes necesitar o si es necesario llevar algún certificado o documento para poder acceder a algunos medios de transporte con tu equipo. Consulta algunas recomendaciones.

3. Mantenimiento y seguridad

Actualmente los equipos de oxígeno son muy seguros, pero deberás tener en cuenta algunas medidas de seguridad básicas. Descárgate el flyer Medidas de seguridad en el apartado Oxigenoterapia de la Biblioteca.

Además, mantener el equipo limpio y en buenas condiciones permitirá optimizar su funcionamiento y obtener el máximo beneficio de la terapia.

También es muy importante que la mascarilla y los fungibles estén limpios para evitar posibles afecciones como dermatitis, infecciones o úlceras.

Para más información sobre el mantenimiento del equipo y la mascarilla, accede aquí.


[1] Dubé B.P., Vermeulen F., Laveneziana F. Disnea de esfuerzo en las enfermedades respiratorias crónicas: de la fisiología a la aplicación clínica. Vol 53. Issue 2 February 2017. Link

[2] Guía Separ para pacientes con oxigenoterapia (2014), link

[3] Oxigenoterapia continua domiciliaria | Archivos de Bronconeumología (archbronconeumol.org)

[4] Supervivencia a largo plazo en pacientes en tratamiento con oxigenoterapia continua domiciliaria – Dialnet (unirioja.es)

[5] Oxigenoterapia continua domiciliaria – ScienceDirect

[6] Supervivencia en pacientes con EPOC en tratamiento con oxigenoterapia continua domiciliaria – ScienceDirect

[7] Perceptions, experiences and needs of patients with idiopathic pulmonary fibrosis – Duck – 2015 – Journal of Advanced Nursing – Wiley Online Library

[8] “La oxigenoterapia en insuficiencia respiratoria, cuantas más horas mejor” – Gaceta Médica (gacetamedica.com)

[9] Vainshelboim B. Exercise training in idiopathic pulmonary fibrosis: is it of benefit? Breathe 2016; 12: 130 – 138

[10] Evaluación de la disnea y de la calidad de vida relacionada con la salud – ScienceDirect

[11] Relación de la disnea y la calidad de vida con el índice de masa corporal y la función pulmonar en pacientes con enfermedad pulmonar obstructiva crónica tipo enfisema – ScienceDirect