Apnea del Sueño

Ofrecemos al paciente un importante abanico de productos y servicios centrados en la mejora de su calidad de vida. Una respuesta rápida y eficaz es la clave de nuestro éxito.

Todos los equipos y tratamientos especificados están instalados en el domicilio del paciente entre las 24h y los 3 días siguientes a la petición, en función del equipo requerido.

Un servicio de atención telefónica las 24 h de los 365 días del año son la garantía de una atención personalizada y un servicio de calidad.

Apnea del sueño

¿Qué es?

 

El Síndrome de Apneas-Hipoapneas del sueño se conoce en la literatura con las siglas SAHS o SAOS (Síndrome de Apnea Obstructiva del Sueño), y en la literatura anglosajona con las siglas OSAS (Obstructive Sleep Apnea Syndrome), OSA (Obstructive Sleep Apnea) u OSAHS (Obstructive Sleep Apnea-Hypopnea Syndrome).

Para facilitar la comprensión del informe emplearemos sólo el término SAHS(1).

El SAHS es un síndrome que se produce como consecuencia de episodios repetidos de ausencia de flujo de aire respiratorio de 10 segundos de duración o más, debido a una obstrucción de la Vía Aérea Superior (VAS), dando lugar a caídas más o menos importantes de la saturación de oxígeno en sangre y a una fragmentación o desestructuración de la arquitectura del sueño como consecuencia de los microdespertares o reacciones de alerta no conscientes.

Los criterios diagnósticos del SAHS establecidos, exigen una sospecha clínica basada en la presencia de síntomas y una confirmación diagnóstica que se realiza mediante estudios del sueño o polisomnografias.

La severidad del cuadro se define por el IAH (Índice Apnea- Hipopnea) o número de eventos obstructivos entre el número total de horas de sueño además de por los síntomas asociados a la somnolencia diurna.

SEVERIDAD IAH
Leve IAH 5-15
Moderado IAH 15>30
Severo IAH >30
SINTOMATOLOGÍA ASOCIADA AL SAHS
NOCTURNA  DIURNA
  • Apneas o pausas respiratorias
  • Ronquidos y jadeos
  • Somniloquia
  • Interrupción del sueño, sueño agitado
  • Somnolencia diurna
  • Incoordinación motora y fatigabilidad matutina
  • Cefalea matutina
  • Irritabilidad
  • Sequedad orofaríngea
  • Pérdida de memoria

Los principales factores de riesgo del SAHS son la edad, el sexo, la obesidad y el alcohol.

1. Edad: Según diversos estudios del sector, la edad aparece como un importante factor de riesgo del SAHS. La prevalencia de esta enfermedad es aproximadamente 6 veces mayor para las personas mayores de 70 años, comparado con las personas con edades comprendidas entre 30-70 años.
2. Sexo: El sexo también aparece como un factor de riesgo de esta patología. Existe un riesgo relativo de padecer esta enfermedad 1,5 veces mayor en el caso de los varones.
3. Obesidad: Entre el 60% y el 70% de las personas que sufren SAHS son obesas y, según algunas investigaciones, la mitad de los afectados sufren obesidad mórbida(3).
4. Alcohol: Existen varios estudios que confirman que el alcohol es el principal depresor del sistema nervioso central (SNC) y de la musculatura de la vía aérea superior que provoca un aumento del ronquido y de las apneas(4).

Alrededor de un 6% de la población adulta padece SAHS severo, aunque únicamente 1 de cada 4 están diagnosticados.

El SAHS es causa de hipertensión arterial, del desarrollo de enfermedades cardiovasculares y cerebrovasculares y está también relacionado con la mayor incidencia de accidentes de tráfico y accidentes laborales.